Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

 El Ayuntamiento organiza un taller sobre juego dirigido al alumnado y una campaña de sensibilización con motivo del Día Internacional Sin Juegos de Azar

27/10/2020
Gabinete de Comunicación
A través de la Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas se han desarrollado una serie de iniciativas para prevenir problemas relacionados con el juego y las apuestas entre los adolescentes
El concejal de Servicios Sociales, Alejandro Sotoca

​El Ayuntamiento de Sagunto, con motivo del Día Internacional Sin Juegos de Azar que se celebra el próximo jueves, 29 de octubre, ha desarrollado una serie de iniciativas a través de la Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA).Tal y como explica el concejal de Servicios Sociales, Alejandro Sotoca, «estas iniciativas están amparadas en el Plan Municipal de Prevención de drogodependencias y otros trastornos adictivos y pretenden desarrollar una eficaz prevención de problemas relacionados con el juego y las apuestas».

Esta incipiente conducta de riesgo entre las personas adolescentes de la localidad, según un estudio realizado, está generando preocupación social y debe ser atendida desde la intervención socioeducativa a nivel comunitario. Para ello, la UPCCA está desarrollando un taller sobre juego dirigido al alumnado de 3º y 4º de ESO del IES Camp de Morvedre, entre el 19 y el 30 de octubre, así como una campaña de sensibilización dirigida a toda la población.

Tal y como se recoge en la Ley 1/2020, de 11 de junio, de la Generalitat, de regulación del juego y de prevención de la ludopatía en la Comunidad Valenciana, “la actividad de juego por dinero (juegos de azar y apuestas) conlleva el riesgo de desarrollar, por parte de la persona jugadora, un trastorno adictivo asociado al juego, conocido como ludopatía o juego patológico”. Es por ello que las instituciones públicas deben asumir con responsabilidad la protección de los colectivos de personas más vulnerables frente a este problema, especialmente las personas menores de edad.

El Ayuntamiento de Sagunto, consciente de la preocupación  social que genera entre la comunidad la proliferación de problemas relacionados directa o indirectamente con la conducta de juego y guiado por el principio de interés superior de las personas menores de edad como colectivo especialmente vulnerable frente a la ludopatía, ha hecho público un informe sobre juego de apuesta.

Este informe está basado en la encuesta sobre adicciones  que se realizó a una muestra de estudiantes de la localidad entre 12 y 18 años durante el curso 2019-2020. Entre las conclusiones del citado informe, elaborado por la UPCCA, se recogen varias informaciones de interés. En primer lugar, tal y como cita el informe, el análisis de los datos recogidos apunta hacia una conducta incipiente que tiene una incidencia minoritaria cuantitativamente hablando, pero que, desde el punto de vista cualitativo, supone una situación de riesgo a corto y medio plazo, ya que podría instaurarse como hábito normalizado entre las personas adolescentes.

Según los datos obtenidos, el 3,2% de la población encuestada juega en línea y el 6,9% presencialmente. Estas cifras, trasladadas al grupo de población estudiado, da el resultado de entre 250 y 360 alumnos y alumnas, de edades comprendidas entre los 12 y 18 años, que están desarrollando una conducta de riesgo como es el juego con dinero. Son más chicos que chicas, pero no es una conducta exclusiva de los hombres. El estudio sitúa que la edad de inicio en el juego es  mayoritariamente a los 15 años, y suele jugarse con una frecuencia ocasional, entre uno y cuatro días al mes.  

Las cifras más altas de jugadores y jugadoras se sitúan en tipos de juego de mayor riesgo, como son los de premio instantáneo y apuestas deportivas. Estas prácticas de mayor riesgo de adicción pueden estar detrás del hecho de que, en prácticamente la mitad del alumnado que admite jugar, se ha podido determinar que están desarrollando tolerancia, ya que han sentido la necesidad de apostar más dinero, circunstancia que se observa a ritmo creciente en proporción a la edad de las y los jugadores.

Asimismo, resulta significativo que sólo una mínima parte de las personas que juegan se hayan visto obligadas a mentir para ocultar su conducta, porque realmente no tienen conciencia de estar haciendo algo fuera de lo “normal”; la creencia normativa que están construyendo en torno al juego de apuesta es que es “normal”, tal y como explica el concejal de Servicios Sociales. Esto se reafirma cuando se les pregunta si sus progenitores/as saben que juegan y si les parece bien que lo hagan. Efectivamente, la mayor parte de las familias del alumnado que juega son conocedores de ello y sólo a un simbólico 2% no les parece correcto que lo hagan.