Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

 Los nuevos espacios museísticos de la Vía del Pórtico y la Domus dels Peixos abren sus puertas

31/07/2012
Gabinete de Comunicación
Las visitas serán gratuitas hasta mediados de septiembre e incluirán un recorrido guiado por ambos espacios con una duración aproximada de una hora y cuarto
 
 Los nuevos espacios museísticos de la Vía del Pórtico (plaza de la Antiga Moreria) y la Domus dels Peixos (ubicado en el solar del antiguo cince Marvi) están abiertos desde hoy martes al público, completando así todavía más el patrimonio cultural de Sagunto gracias a la aportación del Ayuntamiento y Gas Natural Fenosa.
 
La visita que comenzará en la Vía del Pórtico y continuará en la Domus dels Peixos, está guiada por una arqueóloga y un guía turístico del municipio  de martes a sábados de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas, y festivos sólo en horario de mañanas. Además, los museos cuentan con paneles y folletos explicativos en varios idiomas, y las visitas se pueden realizar en cuatro idiomas: castellano, valenciano, inglés y francés.
 
Durante todo el mes de agosto y hasta mediados de septiembre la entrada será gratuita, y los interesados podrán organizar sus visitas apuntándose en la Oficina de Turismo o en el mismo museo de la Vía del Pórtico. A partir de la segunda quincena de septiembre se cobrará un euro por la visita, tal y como aprobó el pleno del Consistorio, con una enmienda del BLOC que fue aceptada por el Partido Popular.
 
La apertura y el mantenimiento de los dos nuevos espacios arqueológicos ha sido posible gracias a las aportaciones del Ayuntamiento de Sagunto y de Gas Natural Fenosa, empresa que ha financiado la actuación del museo de la Vía del Pórtico. En este sentido, la semana pasada el alcalde de Sagunto, Alfredo Castelló, y el director de la Central de Ciclos Combinados de Gas Natural Fenosa, Fernando Ramos, firmaron un convenio que detalla el acuerdo.
 
Tanto la delegada de Patrimonio, Laura Casans, como el delegado de Turismo, Ximo Catalán, se han mostrado satisfechos durante el acto de apertura al público de los enclaves históricos, donde además les ha acompañado Fernando Ramos. Laura Casans insiste en “agradecer a Gas Natural Fenosa su colaboración desde el principio, ya que sin su ayuda y el gran esfuerzo realizado por el Ayuntamiento en la situación actual, no se habría podido llevar a cabo el museo de la Vía del Pórtico” y destaca “la buena acogida que han tenido ya en su primer día de apertura al público ambos museos”.
 
Ximo Catalán por su parte ha manifestado “tanto la Vía del Pórtico como la Domus dels Peixos se suman a la magnífica oferta cultural que dispone Sagunto” y ha destacado que “desde la Delegación de Turismo estamos trabajando para poner en valor nuestro patrimonio, y así atraer a ese turismo cultural, de fin de semana, con la intención de aprovechar al máximo el atractivo turístico de nuestra ciudad, más allá del turismo de sol y playa, para poder desestacionalizar nuestra oferta turística y atraer turistas durante todo el año”.
 
En el museo de la Vía del Pórtico se podrán contemplar los 60 metros lineales de calzada romana, además de restos de estructuras funerarias donde se practicaba el rito de incineración, vestigios de un gran edificio monumental de la época alto imperial romana (S. II-III d.C.), una necrópolis de inhumación visigoda, dos viviendas musulmanas reutilizadas en época cristiana y otras estructuras destinadas al uso privado.
 
Cabe destacar que el proyecto de ampliación de este museo ubicado en la plaza de la Morería, que está financiado con fondos del Plan Confianza, finalizará a final de año y se incorporará al recorrido una vez esté ultimada la actuación.
 

En la Domus dels Peixos, situada en la ubicación del antiguo cine Marvi, el visitante podrá entender la disposición de los espacios en las viviendas de la ciudad en la época alto imperial romana o los métodos que se utilizaban para la decoración.
En el eje central que comienza con la entrada a la vivienda desde la calle, se distinguen un vestíbulum; un atrio con impluvium (una especie de estanque de recogida de aguas pluviales), en cuyos murales se pueden apreciar los motivos de peces que han dado nombre a la vivienda; y un tablinium, o habitación destinada al señor de la casa. Además, también se puede distinguir una tabernae a un lado de la entrada, una culina (cocina) y un balneo, es decir, un baño privado que, aunque queda alejado del concepto termae con calefacción, denota que los propietarios pertenecían a una clase social alta.