Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

 El concejal de Medio Ambiente, Enric Ariño, aclara el procedimiento de la bonificación de la tasa de reciclaje

08/02/2018
Gabinete de Comunicación
Los contribuyentes recibirán una tarjeta que presentarán cada vez que depositen residuos en el ecoparque y posteriormente se les bonificará la parte correspondiente


El concejal de Medio Ambiente, Enric Ariño, ha aclarado la información publicada recientemente sobre las bonificaciones al reciclaje y ha manifestado que en breve cada contribuyente recibirá en su casa una tarjeta que utilizará cuando deposite cualquier residuo para reciclar en el ecoparque. En esta tarjeta se acumulará la bonificación correspondiente a los residuos que deposite y al acabar el ejercicio se le abonará. “
A día de hoy esto se hace incluyendo en una base de datos el DNI del contribuyente y cuando estén las tarjetas se fusionará lo bonificado hasta la fecha con lo que se deposite después” ha aclarado el concejal.

 

De esta manera cuando estén todos los trámites realizados, los contribuyentes que hayan reciclado de esta manera recibirán un descuento en la tasa que pagan anualmente por este concepto. “El retraso de este procedimiento se debe a que las tarjetas deben tener el logotipo de la Unión Europea, puesto que la subvención viene de esta institución” ha explicado Ariño.

 

El concejal delegado ha aprovechado para aclarar el procedimiento de reciclaje de residuos orgánicos, hecho que también se había puesto en duda. “La recogida selectiva de residuos orgánicos se está haciendo de manera experimental en los barrios Norte del Palancia y San Francisco de Borja mediante un campaña que explica a los usuarios cómo deben hacer la separación, además de en otras localidades con las que compartimos el consorcio y en grandes consumidores como los mercados municipales o los colegios”, ha explicado Ariño, quien ha dicho que lo que se cuestionaba era el tratamiento de los residuos orgánicos que tenía después en la planta de reciclaje, a lo que ha aclarado que “hay dos maneras de tratar los residuos orgánicos, pero que de momento y según los responsables de la planta, no se puede hacer hasta que no haya una cantidad suficiente de residuos para optimizar procesos y que no repercuta en lo que cuesta la gestión de la planta y por tanto en la tasa que pagamos”.

 

Paralelamente al tratamiento de los residuos del contenedor verde, la basura del contenedor marrón “se está tratando de manera más artesanal, con un sistema de control de temperatura e introduciendo unas bacterias para acelerar los procesos de fermentación, por lo que sí que se está haciendo un tratamiento diferenciado del orgánico y que se hará en una escala más tecnificada cuando llegue a un volumen estimado de unas 8.000 toneladas”, según ha explicado el concejal.