Inicio de sesión

Historia

Historia

Las funciones de reunir, conservar, ordenar, describir y utilizar los documentos, siguen constituyendo el núcleo sustancial de la actividad del archivo, si bien el rasgo que define su presente viene dado por su caracterización como recurso básico de acceso a la información, incrementando y reforzando la transparencia de la actividad pública. 

Las noticias antiguas que conocemos sobre el Archivo Municipal de Sagunto son escasas y fragmentarias, abundando en la idea del abandono, expolio y desorganización secular.
 
Ya en 1621, Pere Joan Porcar nos dice en su "Dietari", que :” “Estos días aconteguè que en la vila de Morvedre, i no es sabia qui, havia tret de l’arxiu una capsa dins la qual hi havia no se quins actes, i trobarem la capsa en lo riu de dita vila buida, sens cosa dins.”
 
En 1721 se llevó a cabo un Juicio de Residencia contra los alcaldes y regidores de la villa en el último trienio de su mandato. Como primera medida, el juez ordenó la presentación de una serie de documentos, lo cual nos ha permitido conocer el estado de la documentación y del archivo en los años inmediatos al fin de la Guerra de Sucesión. El archivo era prácticamente inexistente, los papeles de época foral se habían dejado en una habitación de la Casa Consistorial donde permanecían olvidados y polvorientos, sufriendo un evidente deterioro; los de época posterior no aparecen recogidos en ningún lugar.
El Juicio de Residencia acabó formulando siete cargos contra los alcaldes y regidores siendo de interés para nuestro estudio el que se formula por no tener recogidas las leyes, ni bien guardados, en el archivo junto a otros documentos, estando los papeles “...ratonados, podridos y destruidos por esta omisión y culpa”.
El “Memorial ajustado del pleyto,...” y la obra de D. Antonio Chabret, primer Cronista de la ciudad, “Sagunto. Su historia y sus monumentos”, redactada con anterioridad a la desaparición del archivo, completan las noticias que disponemos del archivo antes de su desaparición en 1873.
Más recientemente, en 1925, en su “Memoria de la visita de inspección...” el archivero del Cuerpo Facultativo, D. Jesús Gil i Calpe (1878-1937) proporciona los siguientes datos: “El día 21 de diciembre de 1873 incendiaron los partidarios del pretendiente D. Carlos toda la documentación que se custodiaba en el archivo de esta ciudad histórica, quedando únicamente las referencias y copias que insertó en su laureada obra el distinguido Cronista D. Antonio Chabret, las cuales debieron ser obtenidas antes del vandálico hecho. Queda, pues, reducida la documentación de este archivo a la parte administrativa posterior al 1873. Las actas del Concejo datan de 30 de diciembre del mencionado año.” La referida memoria no aporta más datos sobre el Archivo Municipal de Sagunto, posiblemente porque no estaba inventariado.
Durante la Guerra Civil de 1936-1939 se respetó su contenido documental, no consta que hubiera ninguna destrucción, habiéndose encontrado los documentos arrinconados en un desván del Palacio Municipal y otros, más modernos, en el local que desde 1933 fue destinado a Archivo, en el actual Palacio Municipal.
 
Fondo documental del Archivo Municipal de Sagunto.
El carácter actual del Archivo Municipal de Sagunto viene marcado por el hecho reseñado de la desaparición total, en diciembre de 1873. Con algunas excepciones, conserva la documentación producida por el Ayuntamiento desde 1874.
Sus fondos documentales se encuentran estructurados en cuatro grandes secciones, derivadas de la estructura administrativa del Ayuntamiento. Estas secciones son:
1. Gobierno: Alberga la documentación generada por los órganos de gobierno, tanto colegiados: Pleno de la corporación, Junta de Gobierno Local y Comisiones informativas, como unipersonales: Alcalde.
2. Administración: Recogen las actividades de asesoramiento jurídico, fe pública, el control de medios, ya sean personales o patrimoniales y buscan proporcionar herramientas eficaces para el cumplimiento de los objetivos de gobierno y afectan a todos los organismos municipales.
3. Servicios: Se desarrollan las subsecciones cuyas series desarrollan actividades de carácter finalista; unas recogen funciones y actividades relacionadas con la ordenación del territorio y la actividad económica (como obras y urbanismo, abastos y consumo), otros están determinados por la obligación municipal de salvaguardar la integridad física y moral de sus vecinos (seguridad ciudadana, sanidad) y otros están dedicados a las funciones derivadas de la obligación que tiene el Ayuntamiento de controlar numéricamente a sus vecinos, un control imprescindible tanto para el desarrollo político del Estado como para su defensa (elecciones, quintas y población)
4. Hacienda: Referida a la administración económica municipal. Consta de tres subsecciones (Intervención, Financiación y tributación y Tesorería), cuyo contenido se corresponde, en líneas generales, con órganos tradicionales de la administración territorial.